Lo recomiendo a ojos cerrados y no tardo en volver a seguir probando las delicias de ese menú.

Hoy les voy a platicar de un lugar que realmente me sorprendió, se llama Prímula Bistro, no sólo las instalaciones son super agradables, sino que tienen cocina de primera.

Cuando me invitaron creí que sólo era un lugar más de pizzas (de esos que casi no abundan en Guadalajara) pero a la hora de que me explican el menú fue todo lo contrario.

Para empezar tienen su propio huerto, donde ellos cultivan y cosechan las hierbas que utilizan en sus platillos, esto quieran o no cambia mucho el sabor de los alimentos, sumándole que sabes de donde proviene lo que te estás comiendo.

De entrada llegaron a la mesa unos Rollos Prímula, que wow, estaban increíbles!
Son rollos hechos con pasta Egg Roll, rellenos de platano macho, queso crema y camarones salteados al tequila, con piel de pepino como decoración y aderezados con salsa de anguila! (ya se que babearon al leer la descripción)

rollossola
De ahí seguimos con una ensalada de frutos del bosque, que contiene berries, duraznos, nuez y almendra tostada, vinagreta de frutos rojos con vino tinto y para coronar unos palitos de hojaldre a las finas hierbas.

ensaladasola

Los platillos son muy bastos, y éramos dos personas así que ya estábamos temerosos del plato fuerte (era casi imposible dejar algo en el plato una vez que probábamos cada cosa), pero pues llegó el plato fuerte, y esto si fue una sorpresa:

Magret de Pato (Pechuga), esta venía bañada en unas salsa de tres pimientas, acompañada de verduras a la leña con romero y aceite de olivo (papa, zanahoria, nabo blanco y berenjena) y una pequeña ensalada de arúgula y jitomate cherry, verdaderamente una delicia, una vez más limpiamos el plato.

patosola

Y para finalizar por si todo esto fuera poco llega el chef con el postre!
Una Deconstrucción de Pay de limón! (cocina molecular)
Tierra de pasta sucree, Aire de limón y Frutos Rojos.

paysolo

Definitivamente de los lugares a los que vuelves, en la noche el asunto es un poco más romántico y cuentan con un privado dónde el día de nuestra visita un chavo estaba haciendo una propuesta de matrimonio.

Lo recomiendo a ojos cerrados y no tardo en volver a seguir probando las delicias de ese menú.

Se encuentra en Guadalupe Zuno #2012 a media cuadra de Chapultepec.